¿Por qué usamos redes sociales?

“El ser humano es un ser social por naturaleza (...), el que no puede vivir en sociedad, o no necesita nada (...) no es un miembro de la sociedad, sino una bestia o un Dios”. Aristóteles.
Las redes sociales son el elemento relacionado con la tecnología que más penetración tiene en la sociedad actual, inclusive en personas con una edad avanzada, a quienes naturalmente les es más difícil adaptarse a los avances de la cibernética cotidiana.
¿Por que usamos redes sociales?

Las redes sociales son el elemento relacionado con la tecnología que más penetración tiene en la sociedad actual, inclusive en personas con una edad avanzada, a quienes naturalmente les es más difícil adaptarse a los avances de la cibernética cotidiana. Pero inclusive las personas en ese rango de edad, han adoptado la palabra “Facebook” casi como si siempre hubiese pertenecido a su vocabulario.

No importa cuál sea la aplicación: Facebook, Twitter, Linkedin, Instagram, Whatsapp, Google+, o un largo etcétera; la vida ha sido irremediablemente modificada por éstos modos de comunicación, en los adultos mayores, jóvenes e incluso infantes, ya nada volverá a ser igual que en tiempos más analógicos.

Y como siempre, la psicología está interesada en la búsqueda de respuestas a las preguntas de por qué nos comportamos como lo hacemos, y esto no va a ser una excepción. Aunque la teorización es bastante nueva, y como la tecnología, avanza continuamente; ya hay unas cuantas ideas acerca del comportamiento humano en relación a éste tipo de fenómenos. Vamos a abordar en líneas generales una de las aristas de la temática, que se trata de porqué las personas utilizamos y compartimos información a través de esos medios, es decir que nos motiva a hacerlo. Podemos dar, entre muchas, cinco posibles explicaciones:

1. Mostrar nuestra identidad

Tal vez una de las mayores fuerzas que impulsan nuestra motivación para compartir se basa en nuestro sentido de identidad, más específicamente, la deseada versión de nosotros mismos que queremos proyectar sobre el mundo.

El psicólogo Carl Rogers proporciona una posible explicación para esto, con el argumento de que nuestras personalidades se componen de un "Yo Verdadero" (lo que realmente somos), y un "Yo ideal" (quién queremos ser).

Según Rogers, estamos constantemente motivados para perseguir los comportamientos que nos acercan a nuestro yo ideal. Sobre esta base, el contenido que compartimos podría ser visto como un reflejo de la persona que queremos que el mundo vea. Por ejemplo, podríamos apoyar una campaña política para representar nuestros puntos de vista, un divertido vídeo para transmitir nuestro sentido del humor, o un vídeo musical para expresar nuestro gusto musical.

2. Para fomentar las relaciones sociales

Como criaturas inherentemente sociales, estamos naturalmente inclinados a formar y mantener relaciones sociales.

Una motivación para utilizar las redes puede ser impulsada por nuestro deseo de mantener y enriquecer estas relaciones. Dada la naturaleza ocupada de nuestras vidas y el poco tiempo que tenemos disponible para socializar, los medios de comunicación social modernos proporcionan una manera fácil y práctica para mantenerse en contacto con amigos.

A menudo nos gusta compartir contenido que tiene una relevancia específica para la relación. Por ejemplo, compartir contenido que captura un interés mutuo, una experiencia compartida, una broma privada, o una idea para un plan de futuro.

3. Por interés

Bastante mas frívolo que el anterior, y tan “económicamente conveniente” como puede parecer, a veces compartimos contenidos porque hemos sido sobornados con un incentivo tentador. Por ejemplo, damos un like a una página o compartir a una publicación puramente para hacernos de un descuento o para participar en un concurso.

4. Tener un sentido de pertenencia

Los investigadores también teorizan que estamos motivados para compartir contenido en línea con el fin de sentir un mayor sentido de pertenencia.

Compartir contenidos en redes a menudo genera respuestas positivas de nuestros pares, y la mayoría de nosotros estaría de acuerdo en que nos sentimos más felices si un post compartido recibe 100 "me gusta" en contraposición con ninguno. En efecto, ser aceptados en una comunidad virtual y recibir retroalimentación de nuestros actos allí, nos puede proporcionar la validación social y un mayor sentido de conexión.

5. Por el contenido mismo

A veces simplemente queremos (o necesitamos) información o entretenimiento; ya sea un vídeo que nos haga reír, o una bella imagen que nos inspire, o un artículo interesante que nos enseñe algo útil. La utilización de las redes con éstos fines cada vez se ve más desarrollada; de hecho, buscamos videos explicativos, recetas de cocina, consultamos grupos especializados en un tema, pedimos referencias laborales, etc.

Y por supuesto, muchas veces lo compartimos con alguno de nuestros contactos porque sabemos está necesitando eso mismo.

En éstas breves descripciones solo se intenta dar cuenta de porqué los seres humanos tendemos a utilizar las redes sociales; quedan por fuera los múltiples inconvenientes y críticas que se puede hacer de la tecnología de la comunicación…, pero eso quedará para la próxima.

ZONA SAN MIGUEL Nº 61