Estrategia empresarial

Estrategia empresarial
Ya hemos hablado de estrategia en otras oportunidades, así que hoy no retomaré conceptos como plan de acción, políticas y recursos. Quiero tomar prestada una frase, del fallecido piloto brasileño, Ayrton Senna: “Si en carrera lo tienes todo bajo control, es que no vas al límite”.

¿Qué posibilidades hay de tener todo bajo control? Reformulo la pregunta ¿Qué posibilidades hay de tener todo bajo control todo el tiempo? Seamos honestos, es materialmente imposible. Lo que sí podemos hacer es prever. Adelantarnos un pasito. Llevar la empresa o el emprendimiento al límite no es necesario, a veces las cosas decantan por la fuerza contexto.

En ocasiones las circunstancias nos llevan al límite, aún en contra de nuestra voluntad. Entonces ¿podemos tener todo bajo control todo el tiempo? No, pero podemos procurar interpretar el contexto, para tratar de direccionar la empresa.

Con el análisis del macroentorno, o análisis estratégico del contexto, podemos avizorar la situación de nuestra empresa. Consiste en que podamos comprender todas aquellas áreas y transformaciones tanto del segmento de mercado en que operamos, como la realidad contextual en que vivimos.

Ninguno de nosotros, ninguna empresa, puede controlar el macro contexto, pues hay una serie factores, muy pícaros ellos, llamados factores incontrolables del mercado. Sin embargo podemos informarnos/capacitarnos/ prepararnos para lo que vendrá.

Análisis del entorno económico

No se limita a la oferta y la demanda, lo que produzco/ ofrezco y lo que me compran. Supone también:

  • Entender el efecto que tienen las tasas de interés, de inflación y el cambio. Recuerden que en nuestro país se manejan al menos tres tipos de cambio al día y la tasa de inflación acumulada al mes de septiembre ronda el 6% y la interanual el 50%. Datos que tenemos que considerar al producir, vender y comprar.
  • Distribución y crecimiento del ingreso real. Según datos del INDEC, el 60% de los habitantes de nuestro país gana hasta $20.000. Y la tasa de inflación, que les menciono en el punto anterior, indica que la actividad económica cayó en el mismo mes. A menos dinero circulante, reducción del consumo de productos no básicos. A reducción de consumo le sigue caída en las ventas… lo demás es historia.
  • Otro ítem que afecta al entorno económico de la empresa, las tasas de empleo y desempleo real, y la población idónea y en condiciones de trabajar y encarar acciones productivas.

Análisis del entorno demográfico

Las personas son de vital importancia para las empresas, no solo como fuerza de trabajo, sino como target, como destinatarios de nuestra producción o de la oferta de servicios.

¿Qué debemos considerar respecto de la demografía?

  • La cantidad y densidad de población.
  • Distribución de la población (zonas urbanas/rurales).
  • Acceso a la educación. Tasa de mejora y/o crecimiento respecto de la generación anterior.
  • Posibilidad de ascenso, movilidad social e incrementos de ingresos.
  • Tasa de matrimonios, de natalidad, tasa vegetativa y mortalidad.
  • Composición de etnias y religiones.

Análisis del entorno tecnológico

¿Que debemos considerar al analizar el contexto tecnológico?

Consideremos empezar por la base, para comprender de qué hablamos. En nuestro país, ciencia y tecnología constituyen un conjunto programas que son llevados a cabo por el Estado, a través de universidades e institutos nacionales, empresas, y demás organismos intervinientes. Todos orientados hacia la investigación, el desarrollo y la innovación, también reconocidos por el acrónimo I+D+i.

Dicho esto, los indicadores que debemos considerar, al realizar un análisis del entorno tecnológico (en mi opinión) son:

  • Programas de investigación, desarrollo y transferencia de tecnologías.
  • Avances logrados, y su aplicación en diversos campos de la ciencia.
  • Velocidad de los cambios tecnológicos. La aceptación y aplicación de esas nuevas tecnologías en el país.
  • Protección legal, y expedita para la generación de marcas y patentes.
  • Finalmente, el nivel de incentivo por parte de los organismos de gobierno intervinientes.

Cierro esta columna sobre estrategia, con una valoración respecto del análisis estratégico del contexto. Todo estrategia debe tener un cimiento, estar basada en datos fiables, y en el desarrollo previo de un modelo que conocemos como producto mínimo viable. Nos permite aprender sobre el producto y su potencial, y también sobre los clientes.

Clientes, nosotros, la sociedad en general. Quienes integramos una amalgama observable, un entorno de análisis aparte y a su vez integrado, el entorno sociocultural. En este contexto podemos destacar, diferentes grupos y niveles de fragmentación social, situaciones socioeconómicas propias de cada segmento/grupo y la movilidad entre clases.

Quiero destacar además, el conjunto de creencias que sostiene el grupo, el sentido de respeto, justicia, cultura del trabajo, jerarquía de la educación, preocupación por la salud y el medio ambiente.

Como habrán podido apreciar durante la lectura, la elaboración de una estrategia empresarial, está lejos de ser un mero bosquejo de lo que pretendemos como empresa. Es un análisis pormenorizado del entramado de la realidad, en el que intervienen patrones culturales, valores sociales, y transformaciones económicas, tecnológicas y culturas.

“La ambición es el camino al éxito, la tenacidad, el vehículo en que se llega”.

Bill Eardley

Bill Eardley

“Saber dónde estamos parados, es tan importante como saber que dirección tomar”.

Lic. Elizabeth Farías

Lic. Elizabeth Farías
Compartir esta nota
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Otras entradas de la categoría